A veces nos paralizamos, miramos hacia otro lado, nos distraemos con otros "problemas", esperando a que lo que más nos preocupa se resuelva por sí solo... Y ésta, a menudo, no es la mejor opción, ya que el tema queda enquistado o se agrava mientras lo postergamos.

Te acompaño a atravesar el miedo.

ESCRÍBEME

NÚRIA GARRIDO LISO

espainuria@hotmail.com