Naturópata y terapeuta emocional bajo la mirada sistémica y humanista.

Los cursos de formación y diferentes técnicas terapéuticas aprendidas en distintas escuelas forman mi bagaje de acompañamiento emocional a las personas que en cierto momento de su camino vital deciden buscar un apoyo.

Mi propia experiencia personal y terapéutica me lleva a creer en la importancia de cuidarnos a diferentes niveles, físico, emocional y energético. Por este motivo, mi ejercicio terapéutico abarca los distintos campos.

Salud y enfermedad

Cada vez vamos siendo más conscientes de la responsabilidad que podemos tener en nuestros desequilibrios de salud. He observado que esta tendencia, nos puede llevar en ocasiones, a sentir culpabilidad y enfado hacia nosotros mismos. Lo cual, lejos de ayudarnos a sanar, añade más peso al proceso de sanación.

 

"Tu enfermedad no está en tu contra, amigo. Las molestias y los dolores que sientes en tu cuerpo no son castigos. Nunca has hecho nada malo. Este día no es un indicio de tu debilidad o fracaso. Estás recibiendo una invitación más - para bajar tu velocidad. Para descansar. Para tomar cada momento tal y como viene. Para dejar ir todo lo que es innecesario, incluyendo, tal vez, tu búsqueda de respuestas. Para que evalúes nuevamente tus prioridades, para que recuerdes Lo que es primordial. Para que pongas atención al momento presente, a este momento, el único momento que hay, tu verdadero hogar, tu lugar de descanso, tu punto de conexión".

Jeff Foster

Mi mirada terapéutica

" El terapeuta es sólo un guía" Brian Weiss

En las sesiones acompaño a la persona a profundizar en sí misma y en sus circunstancias para que se comprenda mejor y descubra sus propios frenos a la hora de dirigirse hacia sus objetivos.

Lo hago desde una mirada sistémica, en la cual tengo en cuenta el sistema familiar del que proviene, las vivencias en él acaecidas y la forma de relacionarse entre sus componentes, pues el lugar y las circunstancias en que la persona ha nacido y se ha criado, afectarán en su forma de ver la vida y de relacionarse con el mundo.

Hay quienes conectan bien con el diálogo, aunque éste, en ocasiones, puede distorsionar un tanto la realidad más profunda a ser observada, por este motivo me acompaño en las sesiones de ejercicios terapéuticos que nos ayudan a ver con mayor claridad dónde se hallan los conflictos y los nudos menos visibles a simple vista. A veces, tenemos una historia aprendida en nuestra mente, que nos repetimos incesantemente y que no nos permite descubrir otras posibilidades y enfoques que enriquecerían nuestra vida.

“Pensar es una herramienta maravillosa si se aplica. Pensar, sin embargo, no puede convertirse en el amo. Pensar es un mal amo. Si estás dominado por el pensamiento, entonces tu vida se vuelve muy restringida.” Eckhart Tolle

 

De vez en cuando, sugiero a mis clientes que se hagan una constelación familiar, laboral o intrapsíquica para que puedan ver desde el ángulo del observador, qué dinámicas está siguiendo sin ser demasiado conscientes de ellas. Por este motivo, valoro enormemente a las personas que acuden a los talleres para prestarse a representar y a dar a conocer sentimientos y patrones del representado, que darán luz al observador para que tome decisiones que le lleven a movimientos diferentes.

No puedo obviar tampoco mi mirada hacia el cuerpo, su forma y síntomas. En las sesiones doy importancia, no sólo al lenguaje corporal, sino a lo fielmente que transmite mensajes internos a los que a veces no ponemos palabras. Por eso, en los momentos en que la consciencia está muy presente, dejo lugar a que el más fiel mensajero que todos tenemos, que es nuestro cuerpo, nos vaya transmitiendo cómo se siente, dónde se duele o molesta, en qué punto hay presión, hormigueo, cosquilleo o tensión.

Poniendo escucha en el cuerpo, aprendemos a conocernos mejor, a saber qué situaciones, lugares y/o personas nos están poniendo en un aprieto, aun sin conocer los motivos.

La respiración consciente forma parte importante también de mi acompañamiento. Nos muestra el camino hacia la presencia, la ruta para salir de la apabullante mente y sentir el simplemente estar.

"La gente no necesita ser salvada, sino amor, apoyo y ánimo con los que aguantar toda clase de penalidades, y así será siempre más fuerte, sabia y compasiva. No puedo proteger a los demás de las tormentas de la vida; si lo hago, no crecerán ni aprenderán". Brian Weiss

A menudo se empieza a hacer terapia ante el deseo de alcanzar algún objetivo que se resiste, y en ocasiones, cuando va apareciendo el camino con mayor claridad, el miedo y la inseguridad irrumpen y paralizan el movimiento tan deseado hacia lo anhelado. En este punto, unas personas necesitan más tiempo que otras para tomar impulso y no es función del terapeuta, ni decidir por ellas, ni empujarlas.

"Cualquier acción es a menudo mejor que ninguna acción, especialmente si has estado atrapado en una situación infeliz durante mucho tiempo. Si es un error, por lo menos aprendes algo, en cuyo caso ya no es un error. Si permaneces atascado, no aprenderás nada.” Ekhart Tolle

"Un ser humano es su familia, es la esencia de todas las personas que vivieron antes que él y de todos los acontecimientos que lo precedieron" Peter Bourquin, El arte de la terapia